Del corazón de las bodegas vinícolas para el mundo.

Las propiedades beneficiosas del vino para la salud, no son un descubrimiento reciente, pero si lo es su aplicación en tratamientos corporales, dirigidos a luchar contra los efectos del envejecimiento.

La vinoterapia tiene su origen como tratamiento, en la mitad de la década de los 90’s, en el corazón de Budeaux, Francia, donde se encuentran las bodegas vinícolas mas antiguas de toda Europa. Y es que expertos en el envejecimiento de la piel, encontraron en la uva y en el vino, propiedades que van mas allá de la vasodilatación.


Descubrieron que el vino, contiene unos antioxidantes naturales llamados polifenoles, que protegen a la piel de la acción agresiva de agentes externos y regeneran las células de la epidermis. Estos antioxidantes, actúan contra los radicales libres que favorecen el envejecimiento prematuro de los tejidos.


La tonificación de los senos, reafirmación de glúteos, reducción del abdomen y el rejuvenecimiento muscular y de la piel, son algunas de las metas que la vinoterapia puede ayudar a conseguir a través de diferentes tipos de uva, vinos y aceites derivados de esta fruta. Estudios comprueban que la acción antioxidante del vino, actúa con mas fuerza que las vitaminas C y E.


Del corazón de las bodegas vinícolas para el mundo.

Las propiedades beneficiosas del vino para la salud, no son un descubrimiento reciente, pero si lo es su aplicación en tratamientos corporales, dirigidos a luchar contra los efectos del envejecimiento.

La vinoterapia tiene su origen como tratamiento, en la mitad de la década de los 90’s, en el corazón de Budeaux, Francia, donde se encuentran las bodegas vinícolas mas antiguas de toda Europa. Y es que expertos en el envejecimiento de la piel, encontraron en la uva y en el vino, propiedades que van mas allá de la vasodilatación.


Descubrieron que el vino, contiene unos antioxidantes naturales llamados polifenoles, que protegen a la piel de la acción agresiva de agentes externos y regeneran las células de la epidermis. Estos antioxidantes, actúan contra los radicales libres que favorecen el envejecimiento prematuro de los tejidos.


La tonificación de los senos, reafirmación de glúteos, reducción del abdomen y el rejuvenecimiento muscular y de la piel, son algunas de las metas que la vinoterapia puede ayudar a conseguir a través de diferentes tipos de uva, vinos y aceites derivados de esta fruta. Estudios comprueban que la acción antioxidante del vino, actúa con mas fuerza que las vitaminas C y E.