No podrá resistir una piel aterciopelada.

Comienza con un proceso de masaje y exfoliación corporal, la cual libera las células muertas de la piel, ayuda a la circulación de los fluidos linfáticos, produciendo una eliminación de toxinas, y a la microcirculación sanguínea. Esto permite que la piel esté preparada para recibir los componentes de los activos que enriquecen nutriendo e hidratando la piel.

Dentro de los beneficios, están que mejora y aumenta la circulación sanguínea, relaja los músculos tensos, desintoxica, purifica, nutre, hidrata y reafirma la piel, trae bienestar y relajación mental.


Este tratamiento es una experiencia que se sugiere en los días previos a una boda, debido a que por sus beneficios, deja una piel aterciopelada, suave y nutrida, lista para una luna de miel en frio o playa, además de ser sumamente relajante y libera profundamente el estrés y los nervios.


No podrá resistir una piel aterciopelada.

Comienza con un proceso de masaje y exfoliación corporal, la cual libera las células muertas de la piel, ayuda a la circulación de los fluidos linfáticos, produciendo una eliminación de toxinas, y a la microcirculación sanguínea. Esto permite que la piel esté preparada para recibir los componentes de los activos que enriquecen nutriendo e hidratando la piel.

Dentro de los beneficios, están que mejora y aumenta la circulación sanguínea, relaja los músculos tensos, desintoxica, purifica, nutre, hidrata y reafirma la piel, trae bienestar y relajación mental.


Este tratamiento es una experiencia que se sugiere en los días previos a una boda, debido a que por sus beneficios, deja una piel aterciopelada, suave y nutrida, lista para una luna de miel en frio o playa, además de ser sumamente relajante y libera profundamente el estrés y los nervios.